...

La aventura aquí comienza, y el amor y la emoción de tener tan cerca la llegada de un bebé es algo que vale la pena recordar.
Ya sea que pasemos un rato en estudio, o que decidamos emprender algún pequeño viaje en busca de la locación ideal, durante un lapso de alrededor de una hora buscaremos dejar testimonio de esta etapa previa a la llegada del bebé.
Es bueno considerar este tipo de sesiones a partir de los seis o siete meses de embarazo, ya que dependiendo de cada mamá, la pancita puede notarse perfectamente desde este momento, resultando más cómodo y menos cansado que esperar a que crezca demasiado.